Condiciones climáticas espaciales

esfera solar en el espacio

Sea un ejemplo a seguir e inspire a los demás a tomar medidas. Comprométase a prepararse (en inglés) y coménteselo a los demás.

Comprométase a prepararse (en inglés)

El término “condiciones climáticas espaciales” hace referencia a las condiciones variables del Sol y del espacio que pueden afectar al rendimiento de la tecnología que usamos en la Tierra. 

Las condiciones climáticas espaciales extremas podrían provocar daños en infraestructuras críticas, especialmente en el sistema de suministro eléctrico, lo cual resalta la importancia de prepararse.

esfera solar en el espacioA fin de proteger a las personas y a los sistemas que puedan correr riesgos debido a condiciones climáticas espaciales, debemos comprender las causas de estas condiciones climáticas espaciales.

En el Sol se dan estallidos repentinos de plasma y estructuras de campo magnético de la atmósfera solar, llamados eyección de masa coronal (CME, por sus siglas en inglés), así como estallidos repentinos de radiación o erupciones solares. Estos fenómenos pueden provocar efectos en la Tierra.

Las condiciones climáticas espaciales pueden provocar campos electromagnéticos que generen corrientes extremas en los cables, y pueden afectar al tendido eléctrico e, incluso, provocar apagones extensos. Las condiciones climáticas espaciales extremas también producen partículas de energía procedentes del Sol, que pueden dañar satélites usados para comunicaciones comerciales, posicionamiento global, obtención de información de inteligencia y pronósticos climáticos.

La tormenta geomagnética más intensa registrada es el evento de Carrington (en inglés) que tuvo lugar entre agosto y septiembre de 1859 y recibió ese nombre por el astrónomo británico Richard Carrington. Durante esta tormenta solar, las corrientes electrificaron los circuitos telegráficos, lo cual causó descargas eléctricas en algunos técnicos e incendió el papel de algunos telégrafos; y se vieron auroras boreales (partículas con energía eléctrica provenientes del Sol que ingresan en la atmósfera de la Tierra) en lugares tan al sur como Cuba y Hawaii.

Hubo otro acontecimiento significativo en las condiciones climáticas espaciales el 13 de marzo de 1989: una tormenta geomagnética intensa que provocó un gran apagón en Canadá que dejó a seis millones de personas sin electricidad durante nueve horas. Según la Corporación de la Confiabilidad Eléctrica de América del Norte (NERC, por sus siglas en inglés), la erupción solar interrumpió la transmisión de energía eléctrica desde la estación generadora Hydro Québec e, incluso, derritió algunos transformadores de corriente en Nueva Jersey. Sin embargo, la NASA (en inglés) indicó que esta condición climática espacial de 1989 no estuvo en ningún momento cerca de igualar el evento de Carrington.

Cómo predecir las condiciones climáticas espaciales

Los servicios de pronóstico de condiciones climáticas espaciales de los Estados Unidos están principalmente a cargo del Centro de Pronósticos Climáticos Espaciales (SWPC, por sus siglas en inglés) de la NOAA (en inglés) y la Agencia Meteorológica (AFWA, por sus siglas en inglés) de la Fuerza Aérea Estadounidense (USAF, por sus siglas en inglés (en inglés), que trabajan en conjunto para satisfacer las necesidades de los civiles y militares. El SWPC utiliza diversas fuentes de datos, tanto espaciales como terrestres, para brindar a usuarios civiles y comerciales pronósticos, alertas, advertencias y resúmenes, así como productos operativos relacionados con condiciones climáticas espaciales.

Antes de que se produzcan condiciones climáticas espaciales

Las condiciones climáticas espaciales pueden afectar a nuestra avanzada tecnología, lo cual influye directamente en nuestra vida diaria. La principal preocupación probablemente sea el sistema de suministro eléctrico del país. Los territorios ubicados al norte son más vulnerables a sufrir estos efectos que las zonas ubicadas hacia el sur. En general, los cortes de energía eléctrica debido a condiciones climáticas espaciales son muy poco frecuentes, pero la evidencia indica que podría haber efectos significativos. Estos cortes de luz pueden tener un efecto en cascada y provocar:

  • Cortes de agua y en el sistema de distribución de aguas residuales.
  • Pérdida de alimentos perecederos y medicamentos.
  • No disponibilidad de sistemas de calefacción o aire acondicionado y de sistemas de luz eléctrica.
  • No disponibilidad de sistemas informáticos, telefónicos y de comunicación (lo cual incluye interrupciones en los vuelos de líneas aéreas, redes de satélite y servicios de posicionamiento global [GPS, por sus siglas en inglés]).
  • Interrupción en los sistemas de transporte público.
  • Interrupción en los sistemas de distribución de combustible y en las tuberías de combustible.
  • Interrupción en los sistemas eléctricos que no cuenten con un sistema de generación de energía para casos de emergencia.

Para comenzar a prepararse, debe armar un equipo de suministros de emergencia y elaborar un plan de comunicación familiar. Otras medidas que puede tomar son:

  • Llene recipientes plásticos con agua y colóquelos en el refrigerador y en el congelador si hay espacio. Deje aproximadamente una pulgada (2,5 cm) de aire dentro de cada uno, porque el agua se expande cuando se congela. El agua fría o congelada ayudará a que los alimentos se mantengan fríos durante un corte temporal de energía eléctrica.
  • Tenga en cuenta que la mayoría de los medicamentos que requieren refrigeración pueden guardarse en un refrigerador cerrado durante varias horas sin problemas. Si no está seguro, consulte a su médico o farmacéutico.
  • Procure que el tanque del automóvil esté lleno hasta, al menos, la mitad porque las estaciones de combustible necesitan electricidad para hacer funcionar las bombas.
  • Sepa dónde está ubicada la palanca de apertura manual de la puerta eléctrica del garaje y cómo usarla. La puerta del garaje puede ser pesada; por lo tanto, tenga en cuenta que puede necesitar ayuda para levantarla.
  • Por si la puerta del garaje no se abre, lleve consigo una llave de su hogar si normalmente usa el garaje para entrar en casa.
  • Guarde baterías de repuesto para su teléfono en un lugar seguro o compre un cargador de energía solar o que funcione a cuerda. Estos cargadores son buenas herramientas de emergencia para que su computadora portátil y demás dispositivos electrónicos pequeños puedan funcionar en caso de un corte de electricidad. Si tiene un automóvil, compre un cargador de teléfonos celulares para vehículos a fin de poder cargar el teléfono si no tiene electricidad en su hogar.
  • Si usted tiene un teléfono de línea tradicional (que no sea de banda ancha ni de voz sobre protocolo de Internet [VOIP, por sus siglas en inglés]), guarde al menos un receptor no inalámbrico en su hogar porque funcionará incluso durante un corte de energía eléctrica.
  • Prepare una hoja con información de contacto de su familia. Debe incluir, al menos, una persona de contacto que esté fuera de la ciudad, quien puede estar en mejor situación para comunicarse con sus familiares en caso de una emergencia.
  • Haga copias de seguridad de la información y datos digitales importantes, de ser posible automáticamente o, al menos, todas las semanas.
Escalas de condiciones climáticas espaciales

Las escalas de condiciones climáticas espaciales de la NOAA tienen tres categorías de efectos solares. Estas escalas comunican las condiciones climáticas espaciales actuales y futuras, así como las posibles consecuencias para las personas y los sistemas. Al igual que la escala de huracanes Saffir-Simpson, las escalas de condiciones climáticas espaciales de la NOAA correlacionan los eventos de condiciones climáticas espaciales con sus probables consecuencias para los sistemas tecnológicos. Como se muestra en la siguiente tabla, las escalas describen las alteraciones ambientales respecto de tres tipos de eventos: tormentas geomagnéticas (escala G), tormentas de radiación solar (escala S) y cortes de sistemas de radio (escala R). Las escalas tienen niveles numéricos, análogos a los de los huracanes, tornados y terremotos, en función de su intensidad.

DESCRIPCIÓN DE LA ESCALA DE CONDICIONES CLIMÁTICAS ESPACIALES MENOR -- EXTREMO
Tormentas geomagnéticas: Alteraciones en el campo geomagnético provocadas por ráfagas de viento solar hacia la Tierra. G1 G2 G3 G4 G5
Tormentas de radiación solar: Niveles elevados de radiación que tienen lugar cuando aumenta la cantidad de partículas con energía. S1 S2 S3 S4 S5
Cortes de sistemas de radio: Alteraciones de la ionósfera provocadas por emisiones de rayos X del Sol. R1 R2 R3 R4 R5

 

NOTA: La amplia mayoría de los eventos de nivel 5 no provocan daños catastróficos en el sistema de suministro eléctrico. En promedio, la Tierra se ve afectada por estas tormentas aproximadamente cuatro veces durante cada ciclo solar de 11 años; por lo tanto, muchas tormentas importantes han afectado al planeta desde la tormenta de Carrington con consecuencias mucho menos significativas.

Para obtener más información, visite las escalas de condiciones climáticas espaciales de la NOAA (en inglés).

Familiarícese con los términos

Los avisos de vigilancia (en inglés, "watch") se emplean para realizar predicciones de actividad geomagnética con mucha anticipación.

Las advertencias (en inglés, "warning") se emplean para elevar el nivel de alerta de la población en función de la previsión de que un acontecimiento de condiciones climáticas espaciales es inminente.

Las alertas indican que las condiciones observadas, cuya importancia destacan las advertencias, han superado un límite predeterminado, o que ya ha comenzado el acontecimiento espacial.

Alertas de condiciones climáticas espaciales

Puede encontrar alertas de condiciones climáticas espaciales en el Centro de Pronósticos Climáticos Espaciales de la NOAA  (en inglés) o registrar su dirección de correo electrónico (en inglés) para recibir alertas, advertencias, avisos de vigilancia, pronósticos y resúmenes por correo electrónico minutos después de que se hayan emitido.

  • Adopte medidas de ahorro de energía para limitar lo más posible el uso de electricidad; esto puede ayudar a que las compañías de energía eléctrica eviten imponer una sucesión de apagones durante determinados períodos si el sistema de suministro eléctrico se ve comprometido.
  • Siga cuidadosamente las instrucciones del Sistema de Alerta de Emergencias (EAS, por sus siglas en inglés).
  • Desconecte los electrodomésticos si así lo indican los funcionarios locales.
  • No use el teléfono a menos que sea absolutamente necesario; durante situaciones de emergencia, mantener las líneas abiertas para el personal de emergencia puede mejorar la respuesta.

Deseche los alimentos no seguros:

  • Deseche los alimentos que hayan estado expuestos a una temperatura de 40°F (4°C) o superior durante 2 horas o más, o que tengan un olor, color o textura inusuales. En caso de duda, deséchelos.
  • Nunca pruebe los alimentos ni confíe en su apariencia u olor para determinar si son seguros. Algunos alimentos pueden tener un olor y aspecto normales, pero si han estado demasiado tiempo a temperatura ambiente, las bacterias que causan enfermedades por alimentos pueden comenzar a crecer rápidamente. Algunos tipos de bacterias producen toxinas que no pueden eliminarse mediante la cocción.
  • Si los alimentos del congelador están a temperaturas inferiores a 40°F (4ºC) y tienen cristales de hielo, puede volver a congelarlos.
  • Si no está seguro de si los alimentos están lo suficientemente fríos, tómeles la temperatura con un termómetro para alimentos.

Publicaciones

Sitios web relacionados

Preste atención a sus funcionarios locales.

Obtenga información acerca de los planes de emergencia que los gobiernos local y estatal  (en inglés). hayan establecido para su área. En una emergencia, siempre preste atención a las indicaciones de los funcionarios locales de manejo de emergencias.

Last updated: 10/25/2013 - 01:07 PM