Huracanes

Huracanes

Huracanes

Los huracanes son tormentas tropicales severas que se forman en el sur del océano Atlántico, el mar Caribe, el golfo de México y el este del océano Pacífico. Acumulan calor y energía a través del contacto con las aguas calidas del océano. La evaporación del agua de mar aumenta su intensidad. Los huracanes rotan en sentido contrario a las agujas del reloj alrededor de un “ojo” y traen vientos de al menos 74 millas por hora. Cuando los huracanes tocan tierra pueden causar daños a edificios, árboles y vehículos con su lluvia copiosa, fuertes vientos y grandes olas.

Descarga más información sobre huracanes.

¿Estoy en riesgo?

Los huracanes son más comunes entre los meses de junio y noviembre y azotan con mayor frecuencia a los estados de la Florida, Alabama, Mississippi, Louisiana, Georgia, Texas, Carolina del Sur y Carolina del Norte, pero pueden afectar a todos los estados a lo largo de la costa este, hasta la altura de Maine.

Antes

  • Prepara un equipo de emergencia.
  • Haz un plan de comunicación familiar.
  • Ayuda a tus padres a entrar artículos que se encuentran afuera de la casa como plantas, muebles de jardín, decoraciones o recipientes de basura. ¡Los vientos fuertes los podrían llevar volando!

Durante

  • No abras el refrigerador ni el congelador. Si se va la luz, ¡no quieres dejar salir al aire frío!
  • Mantente alejado de las ventanas y las puertas de vidrio. Podrían romperse y lastimarte.  
  • No salgas cuando la lluvia o los vientos se detengan. Se trata del ojo de la tormenta, o un breve “descanso,” y comenzarán de nuevo.
  • De ser necesario, quédate dentro de un armario o de una habitación sin ventanas. También te puedes acostar en el suelo debajo de una mesa o de un objeto resistente.
  • Obedece las instrucciones que te den tus padres o los funcionarios de seguridad pública.

Después

  • No salgas sin estar acompañado por un adulto.
  • No te acerques a cables que estén sueltos o colgando. ¡Te podrían electrocutar!
  • Si hueles gas, díselo a tus padres.
  • No bebas agua de la llave a menos que tus padres te den permiso.
  • No hables por teléfono, envía un mensaje de texto. A menos que te encuentres en una situación que ponga en peligro tu vida, si tienes un teléfono móvil, envía un mensaje de texto para no bloquear las líneas telefónicas que necesitan utilizar los trabajadores de emergencia. Además, los mensajes de texto podrían llegar aun cuando el servicio celular no esté disponible.
Palabras que se deben conocer

Ojo

El centro de la tormenta y el momento en que los vientos y las lluvias se calman. Eso sí, muy pronto comenzarán de nuevo.

Tropical

Una área del país que se encuentra más cerca del ecuador.

Marejada ciclónica

Olas fuertes causadas por vientos fuertes y mucha lluvia. Éstas pueden ser peligrosas.

Evacuación

Abandonar una zona que ha sido declarada insegura por funcionarios públicos. Sigue siempre las instrucciones de evacuación de tu hogar o vecindario.