Skip Secondary Nav

Left-side Navigation.

Tormentas eléctricas y rayos

Rayos durante la noche

Sea un ejemplo a seguir e inspire a los demás a tomar medidas. Comprométase a prepararse (en inglés) y coménteselo a los demás.

Comprométase a prepararse (en inglés)

Todas las tormentas eléctricas son peligrosas. Todas producen rayos. Si bien las muertes producto de rayos han disminuido en los últimos 30 años, los rayos siguen siendo una de las 3 principales causas de muerte relacionada con tormentas en los Estados Unidos. En 2010 hubo 29 muertes y 182 lesiones a causa de rayos. Aunque la mayoría de las personas alcanzadas por un rayo sobreviven, en general padecen diversos síntomas debilitantes y prolongados.

Otros peligros relacionados con las tormentas eléctricas son tornados, vientos intensos, granizo e inundaciones repentinas. Las inundaciones repentinas son responsables de más las muertes —más de 140 personas por año— que cualquier otro peligro relacionado con las tormentas eléctricas. En el oeste de los Estados Unidos prevalecen las tormentas eléctricas secas, que no producen lluvias que alcancen la tierra. La lluvia se evapora, pero los rayos aún pueden caer sobre la tierra y dar inicio a incendios forestales.

Antes de la tormenta eléctrica y los rayos

A fin de prepararse para una tormenta eléctrica, debe hacer lo siguiente:

  • Para comenzar a prepararse, debe armar un kit de emergencia y hacer un plan de comunicación familiar.
  • Retire árboles y ramas muertos o en descomposición que puedan caerse y provocar lesiones o daños durante una tormenta eléctrica intensa.
  • Posponga las actividades al aire libre.
  • Recuerde la regla de seguridad de 30/30 en caso de rayos: Refúgiese si, después de ver un relámpago, no puede contar hasta 30 sin oír un trueno. Permanezca en lugares cerrados durante 30 minutos después de oír el último trueno.
  • Sujete los objetos exteriores que puedan salir volando o provocar daños.
  • Ingrese en una vivienda, edificio o en un automóvil de techo rígido (no en un convertible). Si bien es posible que se lesione, si un rayo impacta en su automóvil, estará más seguro dentro del vehículo que fuera.
  • Recuerde que el calzado de suela de goma y los neumáticos de caucho NO brindan protección contra rayos. Sin embargo, el marco de acero de los vehículos de techo rígido brinda una mayor protección si usted no toca el metal.
  • Coloque contraventanas y asegure las puertas exteriores. Si no dispone de contraventanas, cierre las persianas, estores o cortinas.
  • Desenchufe correctamente todos los equipos electrónicos mucho antes de que llegue la tormenta.
Seguridad al aire libre en caso de rayos
SI ESTÁ DEBE:
En un bosque Busque refugio en un área baja debajo de un grupo denso de árboles pequeños.
En un área abierta Diríjase a una zona baja, como una cañada o valle. Esté atento a las inundaciones repentinas.
En aguas abiertas Diríjase a tierra firme y busque refugio inmediatamente.
En cualquier lugar en el que sienta que el pelo se eriza (lo cual indica que está a punto de caer un rayo) Agáchese en el piso sobre la parte anterior de la planta del pie. Coloque las manos sobre los oídos y la cabeza entre las rodillas. Trate de que ser el blanco más pequeño posible y minimice el contacto con el suelo. NO se acueste.
Información sobre las tormentas eléctricas
  • Pueden producirse solas, en grupo o en líneas.
  • Las más intensas se producen cuando una sola tormenta eléctrica afecta un lugar durante un período prolongado.
  • En general, provocan lluvias intensas y breves, con una duración de 30 minutos a una hora.
  • Las condiciones cálidas y húmedas son muy favorables para que se produzcan tormentas eléctricas.
  • Alrededor del 10% de las tormentas eléctricas se clasifican como intensas, es decir, aquellas que producen un granizo de, al menos, tres cuartos de pulgada (1,9 cm) de diámetro y tienen vientos de 58 millas (93 km) por hora o más o producen un tornado.
Información sobre rayos
  • La impredecibilidad de los rayos aumenta el riesgo para las personas y los bienes.
  • Con frecuencia se producen sin lluvias intensas y pueden tener lugar hasta a 10 millas (16 km) de distancia de las lluvias.
  • Los "fucilazos" son, en realidad, relámpagos de una tormenta eléctrica que están demasiado lejos como para que se oigan los truenos. Sin embargo, es posible que la tormenta se mueva hacia donde está usted.
  • La mayoría de las muertes y lesiones por rayos se producen cuando las personas son sorprendidas al aire libre durante los meses de verano, por la tarde y la noche.
  • Se calcula que las posibilidades de que lo alcance un rayo son de 1 entre 600.000, pero esta cifra podría reducirse aún más con las siguientes precauciones de seguridad.
  • Las personas víctimas del impacto de un rayo no tienen carga eléctrica y deben recibir atención de inmediato.
Familiarícese con los términos

Familiarícese con estos términos para poder identificar un riesgo de tormenta eléctrica:

Vigilancia de tormenta eléctrica intensa (en inglés, "severe thunderstorm watch"): Le indica cuándo y dónde es posible que se produzcan tormentas eléctricas intensas. Observe el cielo y preste atención a una radio meteorológica de la NOAA, una radio comercial o la televisión para obtener información.

Advertencia de tormenta eléctrica intensa (en inglés, "severe thunderstorm warning"): Se emite cuando los observadores o el radar informan que habrá condiciones climáticas extremas. Esta advertencia indica que hay un riesgo inminente para la vida y los bienes en la zona donde tendrá lugar la tormenta.

Durante una tormenta eléctrica y rayos

Si en su área hay una tormenta eléctrica y rayos, debe:

  • Usar una radio meteorológica de la NOAA que funcione con baterías o pilas para obtener información actualizada por parte de los funcionarios locales.
  • Evitar el contacto con los teléfonos de cables. Use este tipo de teléfonos solo para emergencias. Los teléfonos celulares e inalámbricos son seguros.
  • Evitar el contacto con cables o equipos eléctricos. Desenchufe electrodomésticos y demás artículos eléctricos, como computadoras, y apague los equipos de aire acondicionado. Las sobrecargas de electricidad producto de los rayos pueden provocar grandes daños.
  • Evitar el contacto con los caños de agua. No se lave las manos, no tome una ducha, no lave los platos ni la ropa. Los caños de agua y los accesorios del baño pueden conducir la electricidad.
  • Mantenerse alejado de las ventanas, las puertas y las verandas.
  • No acostarse en pisos de hormigón ni apoyarse en paredes de hormigón.
  • Evitar los pararrayos naturales, como árboles altos aislados en áreas abiertas.
  • Evitar cimas de colinas, campos abiertos, playas o embarcaciones en el agua.
  • Refugiarse en un edificio resistente. Evite los cobertizos aislados o pequeñas estructuras en áreas abiertas.
  • Evitar el contacto con cualquier objeto de metal (como tractores, equipamiento agrícola, motocicletas, carros de golf, palos de golf o bicicletas).
  • Si está conduciendo, intente salir de forma segura de la carretera y estacionar. Permanezca dentro del vehículo y encienda las luces intermitentes de emergencia hasta que cese la lluvia intensa. Evite tocar metal u otras superficies que conduzcan la electricidad tanto dentro del vehículo como fuera de él.

Luego de una tormenta eléctrica o rayos

Si usted o alguien que conoce reciben el impacto de un rayo, llame al 9-1-1 para obtener asistencia médica lo antes posible. Debe verificar lo siguiente cuando intente ayudar a una persona víctima del impacto de un rayo:

  • Respiración: Si la persona ha dejado de respirar, inicie la respiración boca a boca.
  • Latidos: Si el corazón se ha detenido, aplique la resucitación cardiopulmonar (CPR, por sus siglas en inglés).
  • Pulso: Si la víctima tiene pulso y está respirando, busque posibles lesiones. Verifique si tiene quemaduras en el lugar donde ha ingresado el rayo y donde ha salido. También verifique si se produjo algún daño en el sistema nervioso, y si hay huesos rotos o pérdida de la visión o de la audición.

Cuando pase la tormenta, recuerde:

  • Nunca conduzca en carreteras inundadas. Dé la vuelta, no se ahogue.
  • Manténgase alejado de áreas dañadas por la tormenta para evitar correr riesgos de sufrir las consecuencias de las tormentas eléctricas intensas.
  • Siga escuchando la radio meteorológica de la NOAA o la radio local y los canales de televisión para recibir información actualizada e indicaciones, dado que es posible que el acceso a determinadas carreteras o caminos de la comunidad estén bloqueados.
  • Ayude a las personas que puedan necesitar asistencia especial, como bebés, niños, personas mayores o personas con necesidades funcionales o de acceso.
  • Manténgase alejado de cables caídos e informe de la situación de inmediato.
  • Vigile a sus animales detenidamente y manténgalos bajo control.

Publicaciones

FEMA Y EL SERVICIO METEOROLÓGICO NACIONAL

Si necesita obtener más información sobre cualquiera de estos temas, los siguientes recursos pueden ser útiles.

SITIOS WEB RELACIONADOS

Obtenga más información sobre cómo planificar y prepararse para una tormenta eléctrica y conozca los recursos disponibles visitando los siguientes sitios web:

PRESTE ATENCIÓN A LOS FUNCIONARIOS LOCALES

Obtenga información acerca de los planes de emergencia que los gobiernos local y estatal (en inglés)  hayan establecido para su área. En una emergencia, siempre preste atención a las indicaciones de los funcionarios locales de manejo de emergencias.

Last updated: 02/21/2014 - 02:26 PM