Foto de un incendio quemando árboles y arbustos.
Main Content

Incendios forestales

Los incendios forestales pueden arruinar casas y causar lesiones o la muerte de personas y animales. Los incendios forestales son incendios no previstos que arden en áreas naturales; es decir, en bosques, pastizales o praderas. Los incendios forestales pueden:

  • Ser causados por seres humanos o rayos.
  • Causar inundaciones o interrupciones en los servicios de transporte, gasolina, energía eléctrica y comunicación.
  • Ocurrir en cualquier momento y en cualquier lugar. El riesgo aumenta en períodos de poca lluvia y vientos fuertes.
  • El costo para el gobierno federal es de miles de millones de dólares cada año.

SI SE ENCUENTRA BAJO UNA ADVERTENCIA DE INCENDIO FORESTAL, PÓNGASE A SALVO INMEDIATAMENTE

  • Abandone el lugar si le indican que lo haga.
  • Si se encuentra atrapado, llame al 9-1-1.
  • Escuche la información de emergencia y esté atento a las alertas.
  • Use mascarillas N95 para impedir la inhalación de las partículas del aire.

CÓMO MANTENERSE SEGURO ANTE UNA AMENAZA DE INCENDIO FORESTAL

QUÉ HACER AHORA: Prepararse

  • Inscríbase en el sistema de advertencia de su comunidad. El Sistema de Alerta de Emergencia (EAS, por sus siglas en inglés) y la radio meteorológica de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) también proveen alertas de emergencia.
  • Conozca los planes de evacuación de su comunidad y averigüe varias formas de abandonar el área. Apréndase las rutas de evacuación en vehículo y encuentre lugares de refugio. Tenga un plan para las mascotas y el ganado.
  • Prepare un kit de suministros de emergencia. No se olvide de incluir mascarillas N95 que impiden la inhalación de partículas del aire que respira. Tenga presente las necesidades específicas de cada persona, incluido un plan de acción actualizado y los medicamentos para el asma. No se olvide de las necesidades de las mascotas.
  • Designe una habitación que pueda sellarse para impedir la entrada del aire exterior. Cierre todas las puertas y ventanas. Si existen condiciones de humo, instale un filtro de aire portátil para mantener bajo el nivel de contaminación interior.
  • Guarde los documentos importantes en un lugar seguro a prueba de fuego. Cree copias digitales protegidas con contraseña.
  • Use materiales resistentes al fuego para construir, renovar o hacer reparaciones.
  • Encuentre un suministro de agua al aire libre con una manguera que pueda llegar a todas las áreas de su propiedad.
  • Cree una zona resistente al fuego que esté libre de hojas, escombros o materiales inflamables, por lo menos a 30 pies de su casa.
  • Revise la cobertura del seguro para asegurarse de que sea suficiente para reemplazar las pérdidas de su propiedad.
  • Preste atención a las alertas de calidad del aire.

QUÉ HACER DURANTE: Sobrevivir

  • Evacúe inmediatamente si las autoridades le indican que lo haga.
  • Si se encuentra atrapado, llame al 911 y dé su ubicación, pero tenga presente que la respuesta de emergencia podría retrasarse o tal vez sea imposible de cumplir. Encienda las luces para ayudar a los rescatistas a encontrarlo.
  • Escuche la radio meteorológica del EAS, la NOAA o los sistemas de alerta locales para recibir información e instrucciones oficiales sobre la emergencia.
  • Use mascarillas N95 para impedir la inhalación de las partículas dañinas del aire.
  • Si no le ordenan evacuar, pero existen condiciones de humo, permanezca en un lugar cerrado seguro o diríjase a un edificio de la comunidad donde los niveles de humo sean más bajos.

QUÉ HACER DESPUÉS: Estar a salvo

  • Escuche a las autoridades para averiguar si es seguro regresar y si el agua es segura para beber.
  • Evite las cenizas calientes, los árboles carbonizados, los escombros humeantes y las brasas vivas. El suelo puede contener bolsones de calor que pueden quemarlo o provocar otro incendio. Considere el peligro para las mascotas y el ganado.
  • Envíe mensajes de texto o use los medios sociales para comunicarse con su familia y amigos. Por lo general, los servicios telefónicos colapsan después de un desastre. Haga solamente llamadas de emergencia.
  • Use una mascarilla para el polvo certificada por NIOSH y moje los escombros para minimizar la inhalación de partículas.
  • Documente el daño a la propiedad con fotografías. Realice un inventario y contacte a su compañía de seguros para solicitar asistencia.
  • Los incendios forestales cambian drásticamente el paisaje y las condiciones del terreno, lo que puede conducir a un mayor riesgo de inundación debido a las lluvias, inundaciones repentinas y corrientes de lodo. El riesgo de inundación sigue siendo considerablemente mayor hasta que se restaura la vegetación, hasta 5 años después de un incendio forestal. Considere comprar un seguro contra inundaciones para proteger la vida que ha construido y para garantizar su protección financiera contra futuras inundaciones.

Recursos disponibles