Skip Secondary Nav

Left-side Navigation.

Amenazas biológicas

Primer plano de bacterias en una placa de PetriLos agentes biológicos son organismos o toxinas que pueden provocar muerte o incapacidad en personas, ganados y cultivos. Un atentado biológico es la liberación intencionada de gérmenes u otras sustancias biológicas que pueden causar enfermedades.

Los tres grupos básicos de agentes biológicos que probablemente se usarían como armas son: bacterias, virus y toxinas. La mayoría de los agentes biológicos son difíciles de cultivar y mantener. Muchos se descomponen rápidamente cuando están expuestos a la luz solar y a otros factores ambientales, mientras que otros, como el carbunco (en inglés, “anthrax”), viven durante bastante tiempo. Los agentes biológicos pueden dispersarse al rociarlos al aire, infectar a animales que transmiten la enfermedad a los humanos y contaminar los alimentos y el agua. Los métodos de dispersión son:

  • Aerosoles - Se dispersan agentes biológicos al aire, y se forma una bruma fina que puede alcanzar varios kilómetros. La inhalación del agente biológico puede enfermar a las personas o a los animales.
  • Animales - Algunas enfermedades se transmiten por insectos y animales, como pulgas, ratones, moscas, mosquitos y ganado.
  • Contaminación del agua y los alimentos - Es posible que algunos organismos patógenos y toxinas persistan en suministros de agua y alimentos. Es posible eliminar a la mayoría de los microbios y desactivar toxinas cocinando los alimentos e hirviendo el agua. La mayoría de los microbios mueren al hervir el agua durante un minuto, pero algunos requieren más tiempo. Siga las instrucciones oficiales.
  • Persona a persona - También es posible el contagio de algunos agentes infecciosos. Los humanos han sido la fuente de infección de la viruela, la peste y los virus de Lassa.

Hay información específica sobre agentes biológicos disponible a través de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (en inglés).

Antes

Una placa Petri con un cultivo bacteriano.

Antes de una amenaza biológica

A diferencia de una explosión, un atentado biológico no siempre es inmediatamente obvio. Si bien es posible que note signos de un atentado biológico, como en ocasiones sucedió con el correo que contenía carbunco, quizás es más probable que los trabajadores de la salud locales detecten un patrón inusual de enfermedades o que haya una ola de personas enfermas que necesiten atención médica de emergencia. Probablemente se entere del peligro a través de una transmisión de emergencia por radio o televisión o a través de algún otro sistemas que se use en su comunidad. Es posible que reciba una llamada telefónica o que los trabajadores de respuestas ante emergencias notifiquen puerta a puerta.

A continuación se incluyen las medidas que puede tomar para protegerse, proteger a su familia y proteger sus bienes de las consecuencias de un atentado biológico:

  • Prepare un equipo de suministros de emergencia que incluya artículos como alimentos no perecederos, agua, una radio que funcione con baterías, pilas o a cuerda, linternas y baterías o pilas de repuesto.
  • Elabore un plan de emergencia familiar. Es posible que su familia no se encuentre reunida en el mismo lugar cuando se produzca el desastre, de modo que es importante saber cómo se comunicarán entre sí, cómo volverán a reunirse y qué harán en caso de emergencia.
    • Planee los lugares donde se reunirá su familia, tanto en las inmediaciones de su barrio como fuera de estas.
    • Es posible que sea más fácil realizar una llamada de larga distancia que una llamada local; por lo tanto, un contacto de fuera de la ciudad puede tener más posibilidades de comunicarse con los miembros de la familia separados.
    • También le recomendamos que pregunte sobre los planes de emergencia vigentes en los lugares donde su familia pase el tiempo. Si no existe ningún plan, considere la posibilidad de ofrecerse como voluntario para ayudar a preparar uno.
    • Conozca los planes de de desastre y sistemas de advertencia de la comunidad, incluidas las vías de evacuación.
    • Informe a los proveedores de cuidados y a las niñeras sobre el plan.
    • Haga planes para sus mascotas.
  • Pregunte a su médico si usted y sus familiares tienen todas las vacunas sugeridas y obligatorias al día. Los niños y las personas mayores son particularmente vulnerables a los agentes biológicos.
  • Considere instalar un filtro de aire de partículas de alta eficiencia (HEPA, por sus siglas en inglés) en el conducto de retorno de la caldera. Estos filtros eliminan partículas de un rango de 0,3 a 10 micrones y filtrarán la mayoría de los agentes biológicos que puedan entrar en su hogar. Si no tiene un sistema central de calefacción o refrigeración, puede usar un filtro portátil de HEPA independiente.
Filtros en edificios

Los propietarios y administradores de edificios deben determinar el tipo y nivel de filtrado de las estructuras y el nivel de protección que proporciona contra los agentes biológicos. El Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH, por sus siglas en inglés) brinda pautas técnicas sobre este tema en su publicación Guidance for Filtration and Air-Cleaning Systems to Protect Building Environments from Airborne Chemical, Biological, or Radiological Attacks (en inglés)(Pautas para que los sistemas de limpieza de aire y filtrado protejan los ambientes de los edificios de los atentados químicos, biológicos o radiológicos transmitidos por el aire). Para obtener una copia, llame al 1 (800) 35NIOSH o visite su sitio web (en inglés) y solicite o descargue la publicación del NIOSH 2003-136.

Uso de filtros de HEPA

Los filtros de HEPA son útiles para los atentados biológicos. Si tiene un sistema central de calefacción o refrigeración en su hogar con un filtro de HEPA, déjelo encendido si está funcionando o encienda el ventilador si está apagado. Hacer circular el aire del hogar a través del filtro ayudará a eliminar los agentes del aire. Si tiene un filtro de HEPA portátil, llévelo a la habitación interna donde se esté refugiando y enciéndalo.

Si está en un edificio de oficinas o apartamentos que tiene un sistema moderno de calefacción y refrigeración, el filtrado del sistema debería brindar un nivel de protección relativamente seguro contra los contaminantes biológicos externos.

Los filtros de HEPA no filtrarán los agentes químicos

Durante

Durante una amenaza biológica

La primera evidencia de un atentado puede manifestarse cuando nota síntomas de una enfermedad provocada por la exposición a un agente biológico. Siga estas pautas durante una amenaza biológica:

  • En caso de un atentado biológico, es posible que los funcionarios de salud pública no puedan inmediatamente brindar información sobre lo que usted debe hacer. Llevará tiempo determinar qué enfermedad es exactamente, cómo se debería tratar y quiénes corren riesgos. Sin embargo, debe mirar la televisión, escuchar la radio o revisar Internet para obtener información y noticias oficiales que incluyan los signos y síntomas de la enfermedad, las áreas en peligro, si se están distribuyendo medicamentos o vacunas y dónde debe buscar atención médica si se enferma.
  • Si detecta alguna sustancia inusual o sospechosa, aléjese rápidamente.
  • Protéjase. Cúbrase la boca y la nariz con capas de tela que puedan filtrar el aire, pero que le permitan respirar. Por ejemplo, dos o tres capas de algodón, como una camiseta o camisa, un pañuelo o una toalla. De lo contrario, varias capas de pañuelos o toallas de papel pueden ser útiles.
  • Puede usar una mascarilla para reducir el contagio de gérmenes si está enfermo o para evitar el contacto con gérmenes contagiosos si las personas que lo rodean están enfermas.
  • Si estuvo expuesto a un agente biológico, quítese la ropa y artículos personales y colóquelos en una bolsa. Siga las instrucciones oficiales sobre cómo desechar objetos contaminados.
  • Lávese con agua y jabón, y vístase con ropa limpia.
  • Comuníquese con las autoridades y busque asistencia médica. Es posible que le aconsejen que se mantenga alejado de otras personas o, incluso, que se someta a un período de cuarentena.
  • Si un familiar se enferma, no descarte que pueda deberse a alguna amenaza biológica.
  • Sin embargo, no presuponga que debe ir a la sala de emergencias de un hospital o que cualquier enfermedad es causada por un atentado biológico. Es posible que se superpongan síntomas de muchas enfermedades comunes.
  • Aplique el sentido común, mantenga una buena higiene y limpieza para evitar la propagación de gérmenes, y busque asesoramiento médico.
  • Considere si pertenece al grupo o al área que las autoridades consideren de riesgo.
  • Si sus síntomas coinciden con los descritos y usted pertenece al grupo considerado de riesgo, busque atención médica de emergencia inmediatamente.
  • Siga las indicaciones de los médicos y de los funcionarios de salud pública.
  • Si la enfermedad es contagiosa, espere recibir una evaluación y tratamiento médicos. Es posible que le aconsejen que se mantenga alejado de otras personas o, incluso, que se someta a un período de cuarentena.
  • En el caso de las enfermedades no contagiosas, espere recibir una evaluación y tratamiento médicos.
  • En una emergencia biológica declarada o en una epidemia en desarrollo, es posible que haya motivos para que se mantenga alejado de muchedumbres donde otras personas podrían infectarse.
Cúbrase la nariz y la boca

Prepárese para improvisar con lo que tenga a la mano para protegerse la nariz, la boca, los ojos y los cortes en la piel. Cualquier objeto que se adapte bien a la nariz y la boca, como cualquier tejido grueso de algodón, puede ayudar a filtrar contaminantes en una emergencia. Es muy importante que la mayor parte del aire que respire ingrese a través de la mascarilla o tela, y no alrededor de estas. Haga todo lo que pueda para armar el mejor protector posible para los niños. También hay diversas mascarillas disponibles en ferreterías que están clasificadas en función de cuán pequeñas son las partículas que pueden filtrar en un entorno industrial. Las mascarillas simples de tela pueden filtrar parte de la “basura” o gérmenes aéreos que pueden ingresar en el organismo, pero probablemente no le brindarán protección contra gases químicos.

Síntomas e higiene

Si un familiar desarrolla alguno de estos síntomas, manténgalo alejado de otras personas, de ser posible, y adopte buenas prácticas de higiene y limpieza para evitar la propagación de gérmenes, y busque asesoramiento médico.

  • Fiebre de más de 100ºF (37,7ºC)
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de estómago
  • Diarrea
  • Rostro pálido o ruborizado
  • Dolor de cabeza
  • Tos
  • Dolor de oído
  • Secreción espesa de la nariz
  • Dolor de garganta
  • Erupción o infección cutáneas
  • Ojos rojos o rosas
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de la energía o disminución de la actividad

HIGIENE

Si una persona está enferma, debe mantener una buena higiene y limpieza para evitar la propagación de gérmenes.

  • Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente.
  • No comparta alimentos ni utensilios.
  • Cúbrase la boca y la nariz cuando tosa o estornude.
  • Considere pedirle a la persona enferma que use una mascarilla para evitar la propagación de gérmenes.
  • Planifique compartir información médica con otras personas, especialmente con aquellas que puedan necesitar ayuda para comprender la situación y qué medidas específicas tomar.

Después

Después de una amenaza biológica

En algunas situaciones, como sucedió con las cartas que contenían carbunco enviadas en 2001, es posible que se alerte a las personas sobre una posible exposición a agentes biológicos. Si este es el caso, preste mucha atención a todas las advertencias e instrucciones oficiales sobre cómo proceder. Es posible que la administración de servicios médicos en caso de una amenaza biológica sea diferente para responder a la creciente demanda. Los procedimientos básicos de salud pública y los protocolos médicos para manejar la exposición a agentes biológicos son los mismos que para cualquier enfermedad infecciosa. Es importante que preste atención a las indicaciones oficiales transmitidas por radio, televisión y sistemas de alerta en casos de emergencia.

Antibióticos

Si bien los antibióticos en general son el tratamiento adecuado para las enfermedades relacionadas con armas biológicas, el fármaco específico debe ser el adecuado para la enfermedad a fin de que sea eficaz. Por ejemplo, es posible que un antibiótico sea adecuado para tratar la exposición al carbunco, pero que sea inadecuado para tratar la viruela. Todos los antibióticos producen efectos secundarios, incluidas reacciones graves. Hable con su proveedor de atención médica previamente sobre qué es más adecuado para su familia.

Visite el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (en inglés) a fin de obtener una lista completa de posibles enfermedades o agentes y los tratamientos adecuados.

Más información

Publicaciones

Si necesita obtener más información sobre cualquiera de estos temas, los siguientes recursos pueden ser útiles.

Sitios web relacionados

Obtenga más información sobre cómo planificar y prepararse para una amenaza biológica y conozca los recursos disponibles visitando los siguientes sitios web:

Preste atención a sus funcionarios locales

Obtenga información acerca de los planes de emergencia que los gobiernos local y estatal (en inglés) hayan establecido para su área. En una emergencia, siempre preste atención a las indicaciones de los funcionarios locales de manejo de emergencias.

Last updated: 10/25/2013 - 02:33 PM