Huracanes

Vista desde el espacio de un huracán en el Golfo de México

Sea un ejemplo a seguir e inspire a los demás a tomar medidas. Comprométase a prepararse (en inglés) y coménteselo a los demás.

Comprométase a prepararse (en inglés)

Un huracán es un tipo de ciclón tropical o tormenta tropical intensa que se forma en el sur del Océano Atlántico, el Mar Caribe, el Golfo de México y en el este del Océano Pacífico. En general, los ciclones llegan acompañados de tormentas eléctricas y, en el hemisferio norte, una circulación de vientos en sentido contrario a las agujas del reloj cerca de la superficie terrestre.

Todas las áreas costeras del Golfo de México y del Océano Atlántico pueden sufrir huracanes. Hay lugares del sudoeste de los Estados Unidos y de la costa del Pacífico que también sufren lluvias intensas e inundaciones cada año debido a los huracanes que se originan en México. La temporada de huracanes del Océano Atlántico se prolonga desde junio hasta noviembre, y la temporada pico es desde mediados de agosto hasta fines de octubre. La temporada de huracanes del este del Pacífico comienza el 15 de mayo y termina el 30 de noviembre.

Los huracanes pueden provocar daños catastróficos en las costas y en varios cientos de kilómetros tierra adentro. Los huracanes pueden provocar vientos que exceden las 155 millas (250 km) por hora, así como tornados y microrráfagas. Además, los huracanes pueden crear marejadas ciclónicas en la costa y provocar un gran daño debido a las intensas lluvias. Las inundaciones y los escombros arrastrados por los vientos son, en general, las consecuencias mortales y destructivas de estos eventos climáticos. Los huracanes que se mueven lentamente hacia regiones montañosas tienden a producir lluvias especialmente intensas. La lluvia excesiva puede provocar deslizamientos de tierra o avalanchas de lodo. Además, pueden producirse inundaciones repentinas a causa de las lluvias intensas.

Last updated: 02/20/2014 - 05:07 PM