Skip Secondary Nav

Left-side Navigation.

Personas de la tercera edad

An Asian senior couple

Información para personas mayores (en inglés)
Obtenga el código para insertar el video o descargue la transcripción aquí (en inglés).

Con frecuencia, la probabilidad de que mañana usted y su familia se recuperen de una emergencia depende de la planificación y preparación que se realice hoy. Si bien las necesidades y las capacidades de cada persona son únicas, todos pueden tomar medidas a fin de prepararse para todo tipo de emergencias. Al evaluar sus propias necesidades personales y realizar un plan de emergencia que se adecúe a esas necesidades, tanto usted como sus seres queridos podrán estar mejor preparados.

Hay medidas de sentido común que las personas de la tercera edad pueden adoptar para comenzar a prepararse para casos de emergencia antes de que sucedan.

Cree una red de vecinos, parientes, amigos y compañeros de trabajo que puedan ayudarlo en caso de una emergencia. Explique sus necesidades y asegúrese de que todos sepan cómo operar los equipos necesarios. Si corresponde, hable con su empleador sobre sus necesidades.

Las personas de la tercera edad deben tener listos artículos especiales como baterías de repuesto para la silla de ruedas, oxígeno, catéteres, medicamentos, alimento para animales de servicio y cualquier otro artículo que pudieran necesitar. Haga una lista del tipo y los números de modelo de los dispositivos médicos que necesite. No olvide preparar lo necesario para los medicamentos que necesiten refrigeración. Haga preparativos para recibir la asistencia que necesite para llegar a un refugio.

Para obtener más información, lea Estar preparado es importante para las personas de la tercera edad (en inglés) en Ready.gov o visite el sitio web de la Cruz Roja.

Beneficios federales

Las personas de la tercera edad que reciben subsidios federales deberían analizar la posibilidad de recibir pagos por vía electrónica. Tenga en cuenta que es posible que una situación de desastre interrumpa el servicio postal durante días o incluso semanas. En el caso de las personas que dependen del servicio postal para recibir los subsidios del Seguro Social, es posible que una situación difícil empeore si tienen que ser evacuados o si pierden su servicio postal, como sucedió con 85.000 beneficiarios luego del huracán Katrina. Recibir pagos por vía electrónica es una forma práctica y sencilla en que las personas pueden protegerse financieramente ante una situación de desastre. Además, esto elimina el riesgo de robo y pérdida de cheques.

El Departamento del Tesoro de EE. UU. recomienda dos formas seguras de recibir subsidios federales:

  • Los depósitos directos en una cuenta corriente o de ahorro son la mejor opción para las personas que poseen cuenta bancaria. Las personas que reciben subsidios federales pueden inscribirse llamando al (800) 333-1795 o en Go Direct (en inglés).
  • La tarjeta de débito prepagada Direct Express® es una alternativa segura y fácil a los cheques impresos para las personas que no tienen cuenta bancaria. Inscribirse es fácil, llame sin cargo al (877) 212-9991 o inscríbase en línea en USDirectExpress (en inglés).

La inscripción para los depósitos directos o para usar la tarjeta Direct Express® es un paso simple pero importante que puede ayudarlo a proteger el acceso de su familia a los fondos en caso de que suceda lo impensable. Si usted o las personas cercanas a usted aún reciben subsidios del Seguro Social u otros subsidios federales mediante cheques, considere cambiar a una de estas opciones más seguras y sencillas hoy.

Cree una red de apoyo

  • Si prevé que necesitará asistencia durante un desastre, hable con su familia, amigos y con las demás personas que serán parte de su red de apoyo personal.
  • Anote todos los aspectos de su plan de emergencia y compártalos con todas las personas que formen parte de su red de apoyo.
  • Asegúrese de que todos sepan cómo planea evacuar su hogar o lugar de trabajo y dónde irá en caso de desastre.
  • Asegúrese de que alguien en su red local tenga una llave adicional de su vivienda y sepa dónde guarda los suministros de emergencia.
  • Enseñe a los que lo ayudarán cómo usar el equipamiento vital y a administrar medicamentos en caso de una emergencia.
  • Practique su plan con los que hayan acordado ser parte de su red.

Medicamentos y suministros

  • Si toma algún medicamento o necesita un tratamiento médico a diario, asegúrese de tener lo que necesita para valerse por usted mismo durante, al menos, una semana o quizás más.
  • Conserve copias escritas de sus recetas, de los medicamentos de venta libre que toma y de las instrucciones acerca del equipo médico, e incluya en el kit de emergencia información sobre la posología, el tratamiento y las alergias que padece. También considere la posibilidad de guardar copias electrónicas de esta información en un dispositivo extraíble. Esto podría ser útil para otras personas incluso si usted no usa una computadora con frecuencia.
  • Si puede obtener un suministro de emergencia de sus medicamentos recetados o de los suministros médicos de consumo, establezca un plan para utilizar el suministro de manera rotativa a fin de mantenerlo actualizado.
  • Si no puede obtener suministros de emergencia fácilmente, hable con el farmacéutico o con el médico sobre qué otras medidas puede tomar para prepararse.
  • Si no puede obtener un suministro de emergencia, asegúrese de obtener los medicamentos recetados siempre el primer día que pueda, en lugar de esperar hasta el día en que ya no tenga medicación.
  • Si se somete a tratamientos de rutina administrados en una clínica u hospital, o si recibe servicios de forma habitual, como atención médica en el hogar, tratamientos o servicios de transporte, hable con sus proveedores sobre sus planes de emergencia. Consúlteles sobre proveedores de servicio alternativos e inclúyalos en su red de apoyo personal.
  • Tenga en cuenta otras necesidades personales, como anteojos, audífonos y baterías para audífonos, baterías para sillas de ruedas, y oxígeno.

Documentos de emergencia

  • Incluya copias de documentos importantes en sus kits de suministros de emergencia, como registros de la familia, historiales médicos, testamentos, escrituras, número de Seguro Social, información de cobros y cuentas bancarias, y registros impositivos.
  • Tenga listas copias de las tarjetas de su seguro médico y Medicare.
  • Haga una lista del tipo y los números de serie de los dispositivos médicos u otros dispositivos de soporte vital. Incluya instrucciones e información sobre el funcionamiento de los dispositivos.
  • Asegúrese de que un amigo o familiar tenga copias de estos documentos.
  • Incluya los nombres y la información de contacto de su red de apoyo, así como de sus proveedores de servicios médicos.
  • Si tiene una discapacidad para comunicarse, asegúrese de que su información de emergencia especifique la mejor forma de comunicarse con usted.

Guarde estos documentos en un recipiente impermeable para acceder a él fácil y rápidamente.

Last updated: 02/19/2014 - 05:20 PM