Skip Secondary Nav

Left-side Navigation.

Alimentos

Acercamiento de alimentos enlatados y abrelatas manual

Tenga en cuenta las siguientes cuestiones al momento de preparar los suministros de alimento de emergencia:

  • Almacene, al menos, un suministro de alimentos no perecederos para tres días.
  • Elija alimentos que su familia desee consumir.
  • Recuerde tener en cuenta todas las necesidades alimentarias especiales.
  • Evite incluir alimentos que provoquen sed. Elija galletas sin sal, cereales integrales y alimentos enlatados con abundante contenido de líquido.

Luego de un desastre, puede haber cortes de energía que podrían prolongarse durante varios días. Abastézcase de alimentos enlatados, mezclas secas y demás alimentos básicos que no necesiten refrigeración, cocción, agua ni una preparación especial. Asegúrese de incluir un abrelatas manual y utensilios para comer.

Alimentos para emergencias

Se aconseja incluir los siguientes artículos al momento de seleccionar los suministros de alimentos de emergencia. Es posible que ya cuente con muchos de estos artículos.

  • Verduras, frutas y carne enlatadas listas para consumir, y un abrelatas.
  • Barras de proteínas o de frutas.
  • Cereales secos o granola.
  • Mantequilla de maní.
  • Frutas desecadas.
  • Frutos secos.
  • Galletas.
  • Jugos enlatados.
  • Leche pasteurizada no perecedera.
  • Alimentos energéticos.
  • Vitaminas.
  • Alimento para bebés.
  • Alimentos que reconfortan o que alivian el estrés.

Higiene y seguridad de los alimentos

A manual can opener and food can

Las inundaciones, los incendios, los desastres nacionales o la interrupción del suministro eléctrico debido a fuertes vientos, nevadas o hielo podrían poner en peligro la seguridad de los alimentos.Saber qué hacer antes y después de una emergencia puede ayudarlo a reducir el riesgo de contraer enfermedades y minimizar la cantidad de alimentos que pueden perderse debido a la descomposición.

Puede haber cortes de electricidad en cualquier momento del año, y el restablecimiento del suministro en las zonas residenciales podría demorar algunas horas o varios días. Sin electricidad y sin una fuente de frío, los alimentos almacenados en refrigeradores y congeladores pueden dejar de ser aptos para consumo. En los alimentos, las bacterias crecen rápidamente a temperaturas entre 40 °F (aproximadamente 4,5 ºC) y 140 °F (60 ºC), y si las personas consumen estos alimentos pueden enfermarse gravemente.

Qué hacer:

  • Conservar los alimentos en recipientes cubiertos.
  • Mantener limpios los utensilios para comer y cocinar.
  • Colocar la basura en recipientes cerrados y desecharla en el exterior y, si es necesario, enterrarla.
  • Mantener las manos limpias lavándolas frecuentemente con jabón y agua previamente hervida o desinfectada.
  • Desechar todos los alimentos que hayan entrado en contacto con agua contaminada de inundaciones.
  • Desechar todos los alimentos que hayan estado a temperatura ambiente durante dos horas o más.
  • Desechar todos los alimentos que tengan olor, color o textura inusuales.
  • En el caso de los bebés que se alimenten con fórmula, usar fórmulas listas para consumir. Si no es posible usar este tipo de fórmula, es mejor usar agua embotellada para preparar la fórmula en polvo o concentrada. Si no hay agua embotellada disponible, use agua hervida. Use agua tratada para preparar la fórmula solo si no tiene agua embotellada o hervida. Los lactantes deben seguir alimentándose mediante la lactancia.

Qué no hacer:

  • Consumir alimentos de latas hinchadas, abolladas o corroídas, incluso si el producto tiene buen aspecto.
  • Consumir cualquier alimento que tenga un aspecto u olor raro, incluso si la lata parece normal.
  • Dejar que la basura se acumule en el interior, por motivos de higiene y posibles incendios.

Nota:Con frecuencia, los alimentos congelados pueden consumirse si siguen manteniendo el frío del refrigerador. Pueden volverse a congelar si aún tienen cristales de hielo. Para su seguridad, recuerde: “¡Si no está seguro, deséchelo!”

Para obtener más información sobre la seguridad de los alimentos durante una emergencia, visite FoodSafety.gov.

Cocción

Close up of a burning gas on a stove burner

Algunas fuentes alternativas para cocinar en una emergencia son calentadores de velas, fuentes con calentador, ollas de fondue o chimeneas.

Las parrillas de carbón y los anafes de campamento son para uso al aire libre únicamente.

Los alimentos comercialmente enlatados pueden consumirse de la lata, sin calentar.

Para calentar los alimentos en una lata:

  1. Quite la etiqueta.
  2. Lave la lata a fondo y desinféctela. (Use una solución diluida de una parte de blanqueador y diez partes de agua).
  3. Abra la lata antes de calentarla.

Cuando hay cortes eléctricos

Esté preparado:

  • Tenga un termómetro de refrigerador.
  • Sepa dónde conseguir hielo seco.
  • Tenga disponible alimentos listos para comer, suficientes para algunos días, que no necesiten cocinarse ni refrigerarse.

Ante un corte de electricidad:

  • Mantenga las puertas del refrigerador y del congelador cerradas el mayor tiempo posible.
  • Si permanece cerrado, el refrigerador conservará los alimentos fríos durante, aproximadamente, 4 horas.
  • La temperatura de los refrigeradores debe ser de 40 °F (aproximadamente 4,5 ºC) o menos para un correcto almacenamiento de los alimentos.

Una vez que se restablezca el servicio eléctrico:

  • Verifique la temperatura dentro del refrigerador y el congelador.
  • Si se colocó un termómetro para electrodomésticos dentro del congelador, verifique la temperatura cuando regrese la electricidad. Si el termómetro del congelador indica una temperatura de 40 °F (aproximadamente 4,5 ºC) o menos, los alimentos serán seguros y podrán volver a congelarse. Si no tiene un termómetro en el congelador, compruebe cada envase de alimentos para determinar si son seguros. No puede confiar en el aspecto y el olor. Si los alimentos todavía tienen cristales de hielo o están a una temperatura de 40 ºF (aproximadamente 4,5 ºC) o menos, es seguro cocinarlos o volver a congelarlos.
  • Los alimentos refrigerados deberían ser seguros siempre y cuando el corte de electricidad no haya superado las 4 horas. Mantenga la puerta cerrada el mayor tiempo posible.
  • Deseche todos los alimentos perecederos (como carne, pollo, pescado, huevos o sobras) que hayan estado a más de 40 °F (aproximadamente 4,5 ºC) durante dos horas o más.

 

Uso de hielo seco:

  • En condiciones normales, no debería tener hielo seco en el congelador. Si su congelador funciona correctamente, esto haría que la unidad esté demasiado fría, y el congelador podría averiarse. Sin embargo, si se corta el suministro eléctrico durante un período prolongado, el hielo seco es la mejor forma de mantener los productos fríos.
  • Veinticinco libras (aproximadamente 11,3 kg) de hielo seco mantendrán un congelador de 10 pies cúbicos (aproximadamente 285 litros) en temperaturas de congelación durante 3 a 4 días.
  • Si usa hielo seco para mantener los alimentos fríos, asegúrese de que no entre en contacto directo con los alimentos.
  • Tenga cuidado al manipular el hielo seco, use guantes secos para trabajos pesados a fin de evitar lesiones.

Last updated: 02/20/2014 - 03:25 PM