Main Content

Plantas de energía nuclear

Las plantas de energía nuclear usan el calor generado a partir de la fisión nuclear en un entorno contenido para convertir el agua en vapor, lo cual proporciona energía a los generadores para que produzcan electricidad. Si bien la construcción y el funcionamiento de estas instalaciones están muy controlados y regulados por la Comisión de Regulación Nuclear (NRC, por sus siglas en inglés) pueden producirse accidentes. Un accidente podría producir niveles de radiación peligrosos que podrían afectar la salud y la seguridad de la población que vive cerca de la planta de energía nuclear.

Las plantas de energía nuclear funcionan en la mayoría de los estados del país y producen alrededor del 20 por ciento de la energía de la nación. Casi 3 millones de estadounidenses viven a 10 millas de una planta de energía nuclear en funcionamiento.

Antes de una emergencia en una planta nuclear

A continuación se incluyen las medidas que puede tomar para protegerse, proteger a su familia y proteger sus bienes de las consecuencias de una emergencia en una planta nuclear:

  • Prepare un Kit de suministros de emergencia que además contenga láminas de plástico, cinta adhesiva y tijeras.
  • Elabore un Plan de emergencia familiar
  • Obtenga materiales públicos de información de emergencia de la compañía eléctrica que opera la planta de energía nuclear de su localidad o de su oficina local de servicios de emergencia. Si vive dentro de un radio de 10 millas de la planta de energía nuclear, debería recibir los materiales anualmente de la compañía eléctrica o de su gobierno estatal o local.
  • Regístrese para recibir actualizaciones de emergencia, si están disponibles, de su agencia local de manejo de emergencias para obtener información oportuna y específica relacionada con su área.

Durante una emergencia en una planta nuclear

Si un accidente en una planta de energía nuclear liberase radiación en su área, las autoridades locales activarían sirenas de advertencia u otro método de alerta aprobado. También le indicarían cómo debe protegerse mediante el Sistema de Alerta de Emergencias (EAS, por sus siglas en inglés) a través de la televisión o radio locales.

  • Siga detenidamente las instrucciones del EAS.
  • Para minimizar su exposición, aumente la distancia entre usted y la fuente de radiación. Esto podría implicar una evacuación o quedarse refugiado en un lugar cerrado para evitar la exposición.
  • Si le indican que debe evacuar, mantenga cerradas las ventanillas del automóvil y las bocas de ventilación; use el sistema de recirculación de aire.
  • Si le indican que debe permanecer en un lugar cerrado, apague el equipo de aire acondicionado, los ventiladores, la caldera y demás tomas de aire.
  • Cúbrase mediante la colocación de materiales densos y pesados entre usted y la fuente de radiación. De ser posible, diríjase a un sótano o a otra área subterránea.
  • Manténgase fuera de la zona donde se produjo el incidente. La mayoría de las fugas de radiación pierden su intensidad con bastante rapidez.

Después de una emergencia en una planta nuclear

Las siguientes son las instrucciones luego de la emergencia en una planta nuclear:

  • Sintonice la radio o la televisión locales para conocer la información de emergencia más actualizada.
  • Su localidad se encarga de administrar y operar refugios públicos en respuesta a incidentes.  Si se le ha indicado evacuar o si cree que no es seguro quedarse en su casa, diríjase a un refugio público designado.  Para encontrar el refugio más próximo en su área, envíe un mensaje de texto con la palabra REFUGIO + su código postal al 43362 (4FEMA), ejemplo: refugio 12345.
  • Actúe rápidamente si ha tenido contacto con radiación peligrosa o si ha estado expuesto a ella.
  • Siga las indicaciones de descontaminación que le brinden las autoridades locales.
  • Cámbiese de ropa y de calzado; ponga la ropa expuesta en una bolsa plástica, séllela y apártela de usted.
  • Si presenta síntomas inusuales, como náusea, busque tratamiento médico lo antes posible.
  • Ayude a los vecinos que requieran asistencia especial; los niños, los adultos mayores y las personas con necesidades funcionales y de acceso pueden necesitar ayuda adicional.
  • Regrese a casa solo cuando las autoridades le indiquen que es seguro hacerlo.
  • Mantenga los alimentos en recipientes tapados o en el refrigerador.

Recursos disponibles