Foto de una playa causando inundaciones parciales en una calle junto con fuertes lluvias y viento.
Main Content

Huracanes

Los huracanes son sistemas de tormentas masivas que se forman sobre las aguas cálidas del océano y se desplazan hacia la tierra. Las amenazas potenciales de los huracanes incluyen vientos fuertes, lluvias intensas, marejadas ciclónicas, inundaciones costeras y tierra adentro, corrientes de resaca, tornados y deslizamientos de tierra. La temporada de huracanes del Atlántico se extiende del 1 de junio al 30 de noviembre. La temporada de huracanes del Pacífico se extiende del 15 de mayo al 30 de noviembre. Huracanes:

  • Pueden ocurrir en cualquier parte de la costa de los EE. UU. o en cualquier territorio de los océanos Atlántico o Pacífico.
  • Pueden afectar áreas incluso sobre 100 millas tierra adentro.
  • Son más activos en septiembre.

SI SE ENCUENTRA BAJO UNA ADVERTENCIA DE HURACÁN, BUSQUE UN REFUGIO SEGURO INMEDIATAMENTE

  • Determine la mejor manera de protegerse de los vientos fuertes y las inundaciones.
    • Desaloje si le indican que lo haga.
    • Protéjase en un refugio para tormentas designado o en una habitación interior que soporte vientos fuertes.
  • Escuche la información oficial de las autoridades de emergencia y esté atento a las alertas.
  • Solo use generadores al aire libre y alejados de las ventanas.
  • ¡Dé la vuelta, no se ahogue! (Turn Around, Don’t Drown®) No camine, no nade ni maneje en aguas de inundación.

QUÉ HACER AHORA: Prepararse

  • Conozca el riesgo de un huracán en su área.
  • Inscríbase en el sistema de advertencia de su comunidad. El Sistema de Alerta de Emergencia (EAS, por sus siglas en inglés) y la radio meteorológica de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) también proveen alertas de emergencia.
  • Si corre riesgo de inundaciones repentinas, observe si hay signos de advertencia, como por ejemplo, lluvia intensa.
  • Practique su ruta hasta un refugio seguro que soporte vientos fuertes, por ejemplo, una habitación segura conforme con los estándares de habitaciones seguras de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) o los estándares de refugios para tormentas 500 del Concilio de Códigos Internacionales (ICC, por sus siglas en inglés). La siguiente mejor protección es una habitación interior, pequeña, sin ventanas, en un edificio sólido en el nivel más bajo que no esté sujeto a inundaciones.
  • Según su ubicación y sus planes comunitarios, haga sus propios planes de evacuación o refugio en el lugar.
  • Familiarícese con su zona de evacuación, la ruta de evacuación y las ubicaciones de los refugios.
  • Prepare los suministros necesarios por lo menos para tres días. Tenga presente las necesidades específicas de cada persona, incluidos los medicamentos. No se olvide de las necesidades de las mascotas.
  • Guarde los documentos importantes en una caja fuerte o cree copias digitales protegidas con contraseña.
  • Proteja su propiedad. Despeje los desagües y canaletas. Instale válvulas de retención en las tuberías para evitar desbordamientos. Considere instalar contraventanas para huracanes. Revise las pólizas de seguro.

36 horas antes de la llegada del huracán

  • Encienda su televisor o radio para obtener la información más reciente sobre el clima y las instrucciones de emergencia.
  • Reabastezca su kit de preparación para emergencias Incluya alimentos y agua suficientes por lo menos para tres días, medicamentos, una linterna, baterías, dinero en efectivo y suministros de primeros auxilios.
  • Planifique cómo comunicarse con los miembros de su familia si se corta la electricidad. Por ejemplo, puede llamar, enviar mensajes de texto, enviar correos electrónicos o usar las redes sociales. Recuerde que durante los desastres, el envío de mensajes de texto suele ser confiable y más rápido que hacer llamadas telefónicas ya que las líneas telefónicas, por lo general, colapsan.
  • Verifique su zona de evacuación, la ruta de evacuación y las ubicaciones de los refugios. Planifique junto a su familia. Es posible que tenga que irse rápidamente, por lo tanto, planifique con anticipación.
  • Mantenga su automóvil en buenas condiciones de funcionamiento y con el tanque de gasolina lleno; abastezca su vehículo con suministros de emergencia y una muda de ropa.

18 a 36 horas antes de la llegada del huracán

  • Marque la página web de su ciudad o condado para tener acceso rápido a las actualizaciones de la tormenta y las instrucciones de emergencia.
  • Lleve al interior de la casa todos los objetos livianos y sueltos que podrían convertirse en proyectiles con el viento fuerte (por ejemplo, muebles de patio, botes de basura); asegure los objetos que no se pueden entrar a la casa (por ejemplo, tanques de propano); y recorte o quite los árboles que se encuentren muy cerca y puedan caer en la edificación.
  • Cubra todas las ventanas de su casa. Las contraventanas fijas ofrecen la mejor protección para las ventanas. Una segunda opción es cubrir las ventanas con madera contrachapada de 5/8" para uso en exteriores o grado marino, cortada a la medida y lista para instalar.

6 a 18 horas antes de la llegada del huracán

  • Encienda su televisor/radio, o revise la página web de su ciudad/condado cada 30 minutos para obtener la información más reciente sobre el clima y las instrucciones de emergencia.
  • Cargue su teléfono celular ahora para que tenga una batería totalmente cargada en caso de que se corte la electricidad.

6 horas antes de la llegada del huracán

  • Si no se encuentra en un área recomendada para evacuar, planifique quedarse en casa o donde esté, y avise a sus amigos y familiares dónde se encuentra.
  • Cierre las contraventanas para tormentas y aléjese de las ventanas. El vidrio que se desprende violentamente de una ventana rota podría lastimarlo.
  • Ajuste su refrigerador o congelador a la temperatura más baja y ábralo solo cuando sea necesario. Si se corta la electricidad, la comida durará más tiempo. Mantenga un termómetro en el refrigerador para poder verificar la temperatura de los alimentos cuando se restaure la electricidad.
  • Encienda su televisor/radio, o revise la página web de su ciudad/condado cada 30 minutos para obtener la información más reciente sobre el clima y las instrucciones de emergencia.

QUÉ HACER DURANTE: Sobrevivir

  • Si le indican que desaloje, hágalo inmediatamente. No maneje alrededor de barreras.
  • Si se refugia durante vientos fuertes, diríjase a las habitaciones seguras FEMA, o los refugios para tormentas 500 del ICC, o a una habitación o pasillo pequeño, sin ventanas, en el piso más bajo que no esté sujeto a inundaciones.
  • Si se encuentra atrapado en un edificio por una inundación, diríjase al nivel más alto del edificio. Nunca suba a un ático cerrado. Podría quedar atrapado por el aumento del nivel del agua de inundación.
  • Escuche la información y las instrucciones de emergencia.
  • Use un generador u otro equipo a gasolina al aire libre SOLAMENTE y alejado de las ventanas.
  • No camine, no nade ni maneje en aguas de inundación. ¡Dé la vuelta, no se ahogue! (Turn Around, Don’t Drown®) Solo bastan seis pulgadas de agua en movimiento rápido para derribarle, y un pie de agua para que el torrente arrastre el vehículo.
  • Manténgase alejado de puentes sobre aguas en movimiento rápido.

QUÉ HACER DESPUÉS: Estar a salvo

  • Escuche la información y las instrucciones especiales de las autoridades.
  • Tenga cuidado durante la limpieza. Use ropa protectora y trabaje con otra persona.
  • No toque los equipos eléctricos si están mojados o si usted se encuentra sobre el agua. Si es seguro hacerlo, desconecte la electricidad en el interruptor principal o en la caja de fusibles para impedir descargas eléctricas.
  • Evite caminar en aguas de inundación, ya que pueden contener residuos peligrosos. Los cables subterráneos o caídos también pueden energizar el agua.
  • Ahorre batería y use el teléfono solo para llamadas de emergencia. Por lo general, los servicios telefónicos se interrumpen o colapsan después de un desastre. Use mensajes de texto o las redes sociales para comunicarse con familiares y amigos.
  • Documente cualquier daño a la propiedad con fotografías. Contacte a su compañía de seguros para solicitar asistencia.

Recursos disponibles